Portable Gas Detectors - Honeywell Analytics

Los instrumentos de detección de gas tóxico e inflamable están disponibles por lo general en dos formatos diferentes: portátil, es decir, detectores de "lectura de puntos" y "fijos", monitores colocados en el mismo sitio permanentemente. Dependerá de varios factores cuál de estos tipos es el más adecuado para una aplicación concreta, incluida la frecuencia con la que accede a la zona el personal, las condiciones del emplazamiento, si el peligro es permanente o transitorio, la frecuencia con la que se necesitan las pruebas y, por último, pero no menos importante, la disponibilidad de las finanzas.

Los detectores portátiles de gas se clasifican como equipo de protección individual (EPI) y están diseñados para proteger al personal contra peligros por gases y permitir la realización de pruebas móviles de ubicaciones antes de acceder a estas. Estos pequeños dispositivos son esenciales en muchas áreas donde pueden surgir peligros por gases, ya que son el único medio de supervisión de la zona de respiración del operario de forma continua, tanto si se está quieto como en marcha.

Aunque la detección fija de gas no ofrece protección del personal por sí misma, no puede desplazarse con el operario, y esto crea la posibilidad de que el operario pueda acceder a una zona más allá del perímetro de detección del detector fijo.

Muchos emplazamientos emplean una mezcla de detección de gas fija y portátil, pero la portátil a veces se utiliza por sí sola. Esta elección se fundamenta en las siguientes razones:

  • El personal no puede acceder a la zona muy a menudo, lo cual supone que la instalación de un sistema fijo de detección de gas sea impensable por razones económicas 
  • Puede que la zona sea pequeña o de difícil acceso, lo cual supone que la instalación de un sistema fijo de detección de gas sea poco práctica 
  • Es posible que la aplicación que requiere la detección no sea estacionaria. 

Los cambios en la legislación y el cumplimiento normativo, unidos a la evolución de los requisitos previos impuestos por las compañías aseguradoras, están generalizando aún más el uso de detectores portátiles de gas en muchos sectores. Existe un gran interés en muchos sitios por "mejorar la seguridad", y la integración de una flota portátil de detección de gas in situ es una gran manera de contribuir a esto. Además de los requisitos legislados (de cumplimiento obligatorio), muchos sitios también escogen implementar normas específicas para el emplazamiento como, por ejemplo, realizar una prueba funcional de un detector portátil de gas antes de que algún operativo lo utilice.